El “diseño lineal” y otros tópicos

Estas son las típicas cosas que cuando te las dicen, como que te quedas a cuadros y piensas ¿la lectura no es lineal? Entonces intentas profundizar un poco más en la problemática del cliente, a ver si así encuentras que es lo que no le agrada y se puede reconducir la cosa para que salga un proyecto digno y que satisfaga todas las necesidades y dudas que se le plantean al cliente.

disenyo_lineal

Es en está segunda parte en donde la cosa ya suele llevar a terrenos más surrealistas, cuando oyes cosas del tipo “porque todas las páginas mantienen estructura similar” o “podías ser un poco más creativo, me has puesto todos los links de la web en el mismo color”. Después de esto, armándote de paciencia, tratas de explicar que si los links son del mismo color, es para facilitar al usuario el que los pueda reconocer y así fácilmente pueda utilizarlos, luego intentas ponerle casos en los que se pueda sentir un poco más cercano, explicándole que básicamente el medio digital es como el analógico en cuestión de diseño y al igual que en un libro utilizas una retícula con una estructura, una combinación de tipografías y colores con un significado, la cual repites en todas y cada una de las páginas, en la web también tratas de hacer eso.

Pero esto nunca acaba de convencer, y eso que seguro que no se les ocurriría hacer un catálogo de sus productos en papel en el que cada página nueva cambiara la maquetación, los colores, y los recursos tipográficos. Pero como que la web es distinta.

Si consigues ir manteniendo la dignidad del proyecto, suele ser de milagro, ya que la mayoría de las veces, el cliente te esta sorprendiendo continuamente con cosas que va viendo en distintas webs y por un motivo u otro le gustan y no se da cuenta que, igual son geniales, pero eran geniales en su site original y que en su web, no pegan ni con cola.

La mayoría de las veces que los proyectos van tomando estos rumbos acabas haciendo un montón de cosas en las que no sólo no crees sino que ves como son contraproducentes. No te rindes e intentas convencer al cliente pero llegados a este punto todo es inútil.

Lo mejor de todo es cuando totalmente frustrado por el desastre que has acabado haciendo de un buen diseño, el cliente te sale con que NO LE GUSTA LA WEB. Y piensas estupendo, partimos de un diseño que nos gustaba a ambos y hemos llegado a algo que nos desagrada a ambos. ¿donde esta el problema?¿igual no he sabido trasmitirle la destroza que se estaba empeñando en hacer? ¿ha sido un problema de comunicación? ¿o tenía que haberle prohibido navegar hasta que hubiéramos acabado su web?

volver arriba

Deja un comentario


Centro de preferencias de privacidad